6 ago. 2012

La buena estrella★

En todas la noches de verano desde mi ventana se puede ver solo una estrella, esta sola en el medio de el cielo oscuro y brilla mas que ninguna otra, posiblemente, en toda la ciudad. De tantos días seguidos que la vi en el mismo lugar, me acostumbre a sentarme a observarla como si estuviera a centímetros de ella, pensando en el brillo que tenia y comparándola con cada persona que conozco. Y me di cuenta que las personas son como estrellas algunas son mas grandes y almacenan mas brillo otras son pequeñas y se pierden en la oscuridad. Me di cuenta que no conozco a demasiadas personas con brillo propio, algunas son la sombra de otras, a algunas ni siquiera les interesa brillar y otras están tan ocupadas en opacar el brillo de los demás que se olvidan del verdadero sentido de la verdadera estrella, del verdadero brillo que todos tienen en el fondo de su interior. Por eso yo deseo brillar, no en el mundo, si no en mi vida, en mi propio cielo para poder dar destellos de luz en el medio de la oscuridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario