20 ago. 2013

Florencia.

Siempre me molesto que ella me mirara con asco, con envidia, siempre creyéndose más que yo y que cualquiera. Siempre odie que fuera tan competitiva y falsa, que se viera como la mejor y a mí como algo inferior. Siempre sufrí su desprecio y sus burlas hablando por detrás, siempre busque pasar desapercibida para que su crueldad no fuera contra mí pero ella siempre encontraba el punto débil para derribarme, para hacerme llorar. Muchas de las que están a su lado también fueron maltratadas, lloraron por su culpa y hoy es como si no hubiera pasado nada. Es injusto y un poco patético que algunas personas sean así, porque no buscan superarse a si mismas buscan superar a las demás todo el tiempo, porque consideran a todos perdedores, fracasos y en realidad ellas son eso, son personas se quieren muy poco porque lo único que tiene para dar es odio y maldad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario