26 sept. 2012


Su corazon lloraba en la triste oscuridad en la que se encontraba, estaba vacia, se sentía sola, no había antidepresivos ni remedios para curar el dolor que sentía su alma al recordar como el amor de su vida la había 
traicionado. Las lagrimas rodaban por sus mejillas mientras rompia foto tras foto, -encerio le crei cuando decía  que me amaba- se repetía en silencio. Los días pasaron y ella a penas quería moverse de su habitación, no tenia fuerzas, no tenia ganas de ir a ninguna parte, solo necesitaba llorar y entregarse a su dolor. Asi pasaron las semanas y el ni siquiera había intentado llamarla, hablarle de alguna manera al menos para excusarse. Pero el tiempo paso y sus heridas sanaron, olvidarlo le había costado, al principio era completamente imposible pero de a poco fue superándolo, no se rindió siguió con la frente en alto hasta que lo logro, consiguió ser ella misma otra vez, iluminar todo el mundo con su hermosa sonrisa y que alguien especial viera en sus ojos la luz que llevaba en su interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario