18 jul. 2011

Invierno.


Cada dia que paso lejos tuyo es como una tortura, una condena, un sufrimiento inexplicable. El invierno me trae recuerdos, muchos recuerdos, llenos de lagrimas, llenos de frialdad. Acordarme de todo lo que vivimos juntos me duele muchísimo, se me hace imposible seguir sabiendo que no sentís ni la mitad de lo que antes sentías por mi. Ahora me doy cuenta que lo que te pasaba conmigo se congelo, se quebró y por eso no hay vuelta atrás. Cuando algo se congela, se rompe, no hay forma de arreglarlo, ya no hay manera de remediarlo. Se cumplen 8 meses de mi desesperación por arreglar algo irreversible. Exactamente 8 meses se cumplen desde que me dejaste de amar, desde que la vida me cambio. 8 meses desde que me dejaste sola de una vez y para siempre… Todavia me acuerdo de cada palabra, de cada gesto, de la mirada fría que tenias en ese momento, yo no reaccionaba, te estaba perdiendo, mi corazón se iba atrás tuyo ¿Que podía hacer? Vos ya no me querías ni un poco, no sentías nada por mi y por eso decidias irte. Cometi demasiados errores, vos también, fuimos bastante imperfectos y por eso elegiste que nuestras vidas tomaran caminos diferentes. Pero te tengo una noticia, lo que antes sentía por vos sigue intacto, desde que me dejaste el tiempo esta quieto, se congelo. Todo dejo de funcionar hace 8 meses me quede tildada, trabada en ese dia, el tiempo dejo de correr. Ahora siento que no hay salida por el simple echo de que no puedo dejar de amarte, de mirarte, de suplicarle al cielo soluciones… Pero ya es tarde, el tiempo esta congelado, mi corazón también, no hay salida, cada dia mas te necesito y vos… vos solamente te vas.

Dicen que el tiempo lo cura todo, pero desde que me dejaste
el tiempo se CONGELO.*


No hay comentarios:

Publicar un comentario